Laberintos de pasión

La perspectiva siempre es uno de los factores claves a la hora de contar una historia. El punto de vista determina de manera subjetiva la narración. Así, lo que se cuenta es tan importante como lo que no se cuenta, especialmente cuando se pretende hacer un sorprendente  giro narrativo. Este recurso de manipulación de la audiencia tiene un peso específico  en La doncella, adaptación libre de la novela  Falsa identidad de Sarah Waters, donde Park Chang Wook  traslada la trama de la época victoriana a la Corea ocupada de los años 30. La llegada de una sirvienta a una lujosa mansión constituye el principio de un  cuento gótico con tintes eróticos en forma de  juego de perspectivas desdobladas, donde  el giro funciona como un recurso ensamblador que rompe con lo que se ha contado anteriormente. Cada punto de vista contiene información esencial, que constituye una pieza clave en un puzle de personajes dividido en tres partes, que sirve al surcoreano para plantear una nueva historia de venganza con la rebelión femenina frente a la opresión del patriarcado como telón de fondo. Aunque en este sentido se le podría calificar como director feminista, la suntuosa sensualidad con la que construye los  retablos eróticos  sugiere, en ocasiones, una mirada masculina tan oscura como la que critica.

La firma del surcoreano se confirma no solo por las turbulencias argumentales sino también por  una apabullante habilidad  descriptiva con la cámara, que se traduce en travellings coreografiados al milímetro.  Con el deseo de alcanzar la perfección kubrickiana, Wook realiza también un excelso trabajo de composición del plano simétrico que viene acompañado de un estudio en  profundidad de campo de las estancias de esta mansión asfixiante.

El resultado final es una obra que constituye  una radiografía excepcional de un entorno lóbrego,  captado con una ambientación  tan poderosa como la perversión reinante.

 

Advertisements

2 thoughts on “Laberintos de pasión

  1. Otra que tengo pendiente, y que voy a ver en breve. De nuevo felicidades, lo dicho, cada vez me gusta más leerte, gracias por todas tus aportaciones!!
    Un abrazo,
    Pilar

    Like

  2. Hola, Nicolás:

    Un excelente ejercicio de consición capaz de ser justo con una propuesta tan compleja..El único frente que, si bien está presente tácitamente, hubiese tenido que cobrar más presencia en tu argumentación es el del papel narrativo de las lecturas de literatura erótica, que cinstruyen un interesante discurso sobre esa capitalización del deseo femenino por parte de un patriarcado sordido que forma parte importante de la película. Muy bueno, por cierto, el aunte sobre las contradicciones entre discurso y lubricidad de la mirada del cineasta.

    Enhorabuena por el texto.

    un abrazo,

    jordi

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s