Batman: la LEGO película

La nueva entrega de la franquicia Lego dista mucho de las pretensiones innovadoras y transgresoras de su antecesora, La LEGO película (2014). Si bien esta asaltaba los cielos de la animación desde la técnica, de los géneros de aventuras y acción desde la creatividad y el ritmo, y de las capacidades pedagógicas del cine con una intrépida construcción discursiva de fondo con la que se podría explicar a Marx; LEGO Batman recicla esa técnica y afloja su praxis para dar lugar a un producto fabricado bajo moldes.

Captura de pantalla 2017-03-09 a las 21.01.56.png

En contraste con las virtudes heroicas de un obrero retraído que protagonizaba La LEGO película, en ella se nos presentaba a un Batman desmitificado que funcionaba como la nota disonante de una revolución colectiva. Y así, con ironía y guasa, se producían los mejores momentos de humor. Pues bien, su spin-off se articula en torno a este elemento de discordancia entre el ego y la pertenencia al grupo, pero esta vez contado desde el punto de vista del murciélago. Tendremos que asistir con él a su anagnórisis, de manera que lo que daba por superado la precuela, se convierte ahora en el conflicto principal. Un retroceso discursivo que no parece dirigirse al mismo público, sino a un mainstream irradiado de los conflictos contemporáneos de la cultura del individualismo, del usuario, y del emprendedor. Pero para un optimista que presupone que un niño será capaz de definir su postura moral antes que el héroe, la película no parece aspirar siquiera a transformar nada, sino más bien a otorgarle un espacio de comodidad al espectador.

Captura de pantalla 2017-03-09 a las 21.00.13.png

Por tanto, solo queda sentarse a disfrutar de la acción y las capacidades técnias de la producción, y del amplio catálogo de referencias y giños al universo DC y concretamente al de nuestro (anti)héroe trasnochado.

Eduardo Tejada.

Advertisements

2 thoughts on “Batman: la LEGO película

  1. Hola, Eduardo:

    Una concisa, pero muy afortunada crítica que marca muy bien las diferencias entre “La LEGO película” y esta. A mí hubo algo que me irritó especialmente: la tñacita subestimación de la serie televisiva de los 60, donde sí había un componente satírico muy afilado. El nivel de humor de esta comedia me pareció comparable al de los memes más básicos para redes sociales.

    Imagino que habrá sido un lapsus, pero “siquiera” debería ir escrito junto.

    un abrazo,

    jordi

    Like

    • Gracias Jordi!

      No recuerdo tanto la serie, solo se me vienen la cabeza imágenes muy Pop, música doo-wop, una secuencia muy divertida de cuenta atrás con una bomba, y el famoso spray anti-tiburones.. pero me lo creo, tengo un amigo fanático.
      Sentí que me dejaba muchas cosas fuera, pero me había gustado tanto La LEGO película que encontré con ella la forma de abordar la decepción de esta.
      Corregido el lapsus!

      Abrazos!

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s