Midnight Special (2016) – Jeff Nichols

background-twitter

Una road movie sin dirección ni sentido

Midnight Special, uno de los dos largometrajes (junto con Loving), que Jeff Nichols estrena esta temporada supone una propuesta de ciencia ficción tan interesante como dispar y confusa. La historia se desarrolla a través de una road movie nocturna. Un padre, intenso Michael Sannon, ayudado de un amigo (Joel Edergton, protagonista de Loving) escoltan a un misterioso niño con poderes y ojos brillantes llamado Alton en su huida hacia un lugar en donde debe estar a una hora concreta. El niño, capaz de derribar satélites entre otras hazañas, es perseguido tanto por una secta sureña que le venera como el salvador como por el gobierno, debido a su potencial peligro para la seguridad nacional.

De esta forma, la nueva obra de Jeff Nichols parte de una premisa que podría parecer un capítulo perdido sobre un mutante de los X-Men para establecer una relación nostálgica con la ciencia-ficción de E.T., el extraterrestre (Steven Spielberg, 1982) y, en su último tramo, con Encuentros en la tercera fase (Steven Spielberg, 1977). Al diverso reparto se suman Kirsten Dunst como la madre y Adam Driver, encarnando al investigador de la NSA cuyo deber entrará en conflicto con la admiración por las hazañas de Alton. Con estos referentes y herramientas, Nichols juega con una extrema dosificación de la información, creando un suceder de acontecimientos basado en la típica intriga de escapada (control policial, extraño que reconoce tu rostro de la televisión, asalto en el motel de carretera, etc) que obtiene su personalidad de la duda y la confusión de un espectador que nunca ve respondida su duda sobre lo que en verdad ocurre. Así, el verdadero poder de Alton, los objetivos de su padre y cierta información que aclaré el sentido de su pasado en la secta son dispersados y entregados con un cuentagotas insuficiente que inunda el relato con la misma extrañeza e inseguridad que aborda a los personajes durante su huida.

Pese al interés despertado tras la premisa, la narración evoluciona del pretendido misterio a denotar una flaca e inconsistente estructura argumental. Convertidas las dudas en el corazón de la intriga y el dramatismo, la película se siente irregular, confusa y excesivamente mal coordinada, como si nadie, incluidos los autores, supieran como completar su relato. Conviven en ella los mismos elementos que dotaban de encanto e inteligencia las citadas obras de Steven Spielberg (la aventura como base de una intriga sci-fi para todos los públicos) y de profunda atmósfera a las sorprendentes películas de Shyamalan (llega a parecer que todo giro argumental está permitido) a principios de siglo, sin embargo, es en la mezcla de estos elementos con el principio argumental de “niño mutante”, más cómodo en un filme de superhéroes, en donde este relato no llega a cohesionar en un todo funcional. Con el paso de los minutos, la apuesta de Nichols continúa diluyéndose hasta un extremo que hace pensar en que la propuesta ha llegado a una deriva no pretendida, llena de lugares comunes del género que llegan rápido y sin sentido. Sin embargo, pese a todos estos problemas, tanto de planteamiento como de ejecución, uno no puede ver Midnight special sin pensar que esta incoherente pieza de género puede llegar a convertirse en una futura obra de culto para minorías en busca del estímulo de lo insatisfactorio.

Por Rafael S. Casademont

Advertisements

4 thoughts on “Midnight Special (2016) – Jeff Nichols

  1. Hola, Rafael:
    Al parecer, a mí esta película me gustó bastante más que a ti, hasta el punto que, tras la magistral “Take Shelter”, creo que es la que más disfruto de su autor. Cierto es que se zambulle en ciertas coordenadas herederas del primer Spielberg –creo que también de John Carpenter- pero no percibo más que admiración y referencialidad intelectualizada para con esos filmes. No me parece que caiga en la nostalgia facilona, y estos referentes no impiden al director configurar un discurso que, formal y dramáticamente, es puro Nichols en todo momento. Por otra parte, a mí la dosificación de la información me pareció de lo más estimulante, es una de las causas por las que la narración me atrapó tanto a través del misterio. Yo no creo que la película sea incoherente, aunque supongo que el que la información sea insuficiente o no depende del gusto del que mira, pero desde luego a mí me bastó y me sedujo su opción por insinuar en lugar de explicitar. En cualquier caso, tu crítica está muy bien, te digo esto por entrar un poco en polémica. ¿Qué te pareció Loving?
    Enhorabuena y un abrazo.

    Miquel

    Like

    • Hola Miquel, sabía que esta crítica tendría opiniones contrarias, me alegro y te agradezco que seas tu el primero en pronunciarte. Lo cierto es que a mi tanto “Take Shelter” como “Mud” me gustan y vi esta peli con ganas. Sin embargo, no pude evitar cierto rechazo e incomodidad al verla. Cómo digo al final, no podía evitar pensar que estos elementos que a mi me resultaron molestos podían ser tomados como estimulantes por otros o incluso por mi mismo en un futuro pero a la hora del visionado para la crítica no fue el caso. Es cierto que la familiaridad con los referentes consigue sentirse como propia, la película tiene su propia identidad pese a la referencialidad. Sin embargo, como decía, la falta de información no me parecía que quisiese dejar las cosas en el aire en favor de un espectador activo sino que, por el contrario, parecía una excusa para meter elementos en el guión que me parecían inconexos y precipitados. Entre ellos, esa aparición de la civilización futurista del final o el escaso aprovechamiento del pasado en la secta. En ese sentido, me recordó a la segunda mitad de “I.A” de Spielberg. Pese a lo negativo de mi crítica, he de decir que no me atrevo a descartar volver a esta película en el futuro.

      PD: arrastré tanto tiempo el borrador de esta crítica para intentar ver “Loving” pero aun no he podido verla, caerá pronto, sin duda.

      Gracias por el comentario, nos vemos en clase.

      Like

  2. Hola, Rafa:

    Aunque creo que a mi esta película no me gusta tanto como a Miquel (aunque sí algo más que a ti), coincido bastante con lo que te dice nuestro compañero. Es un texto bien escrito y bien estructurado, pero que creo que cae en un muy particular pecado crítico: desear que una película muy singular sea más convencional de lo que es.

    De hecho, tú mismo detectas esa singularidad en el texto -” obtiene su personalidad de la duda y la confusión de un espectador”., pero, al final, te dejas llevar por tu decepción y lanzas una serie de acusaciones algo injustas: “la propuesta ha llegado a una deriva no pretendida, llena de lugares comunes del género que llegan rápido y sin sentido. “, “incoherente pieza de género”.

    Es un texto que levanta acta de un desencuentro: por supuesto, es perfectamente legítimo que un crítico no conecte con una película determinada, pero no suele ser buen camino aplicar ciertos juicios de valor a un trabajo en lugar de reconocer que se ha escapado el sentido de la estrategia desarrollada por Nichols.

    Un abrazo,

    jordi

    Like

    • Hola Jordi, lo cierto es que me he encontrado con esta crítica ante un sentimiento complicado. Al contrario que con Lion aquí mi problema es que no me ha gustado una película de un director al que tengo estima. Lo peor es que la película es lo que me esperaba pero no me ha funcionado. En consecuencia, en todo el escrito tenía la tentación de escribir “fallida” en la punta de los dedos. He intentado evitar esa expresión porque estoy de acuerdo en que es injusta pero, quizás, como dices, he caído en lo mismo por otros medios. Soy consciente de que ese desacuerdo es contra lo que quizás haga especial y, para algunos, valiosa la propuesta. Por eso cierro con “uno no puede ver Midnight special sin pensar que esta incoherente pieza de género puede llegar a convertirse en una futura obra de culto para minorías en busca del estímulo de lo insatisfactorio.”
      También coincido en que no es un buen camino, no sé si hubiese sido mejor pasar a la primera persona y decir que a mi no me ha llegado o que no la he entendido (como propuesta cinematográfica, no como trama) pero creo que eso hubiese pecado de un excesivo respeto a Nichols (quizás lo que decía Adrian Martin en Caimán sobre el desencuentro con un cineasta admirado) cuando su obra, en realidad, no me ha funcionado en numerosas partes y he de decirlo así. Creo que, en la mayoría de los casos, soy de los que se sienten estimulados cuando una obra se aleja de lo convencional pero en algunos, como en este, esas intentonas me resultan menos gratificantes que los propios lugares comunes precisamente porque me parecen lugares comunes (el final, el niño poderoso al que proteger, la road movie, el asalto en el motel, etc) mal realizados y combinados.

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s