Cincuenta sombras más oscuras, de James Foley (USA 2017)

Feliz San Valentín

50

Este año por San Valentín, Christian Grey y Anastasia Steele regalan a los espectadores su esperada reconciliación. El primer encuentro de la pareja es en la exposición fotográfica de José, el amigo de Anastasia, donde 6 fotos de ella dominan la sala. La galerista informa entusiasmada a José del éxito de la venta de dichas fotografías a un solo comprador. La cámara gira y aparece el Sr. Grey: “has sido tú ¿verdad?”, le pregunta Anastasia. “No puedo soportar que otro compre estas fotos y te coma con la mirada”, le responde Grey.

La franquicia toma un nuevo rumbo bajo la dirección de James Foley quien, junto a su guionista, Nial Leonard- esposo de E.L. James, autora de la trilogía-, han sido capaces de captar la esencia del mundo de fantasía de Cincuenta Sombras creado por ésta, trasladándonos sin complejos ni restricciones al mismo, un mundo que su anterior realizadora, Sam Taylor-Johnson no supo generar, puesto que se empeñó en justificarse vendiéndonoslo como real.

Foley es conocido sobre todo por su trabajo en el mundo de la televisión donde nos ha presentado a una Robin Wright más bella y fuerte que nunca como Claire Underwood en “House of Cards”, dando replica primero y luego dominando a su marido interpretado con fiereza por Kevin Spacey. Es responsable, entre otros, del magnífico  episodio en el que desafía al Presidente ruso. La belleza estética de sus producciones aparece también en Hannibal, y en una de las series del momento Billions.

Si en Glengarry Glen Ross, que dirigió en 1992, Foley contaba el reto lanzado a los trabajadores de una inmobiliaria en el que el empleado con mayores ventas conseguiría un cadillac, el segundo un juego de cuchillos y el que menos ventas tuviera, sería despedido, esa lucha por la supervivencia y la búsqueda del éxito de sus protagonistas se podría equiparar en esta cinta con la reconquista por parte del amo/dominador de la sumisa rebelde como triunfo.

El lujo, la opulencia y las excentricidades también aparecen en este film, no olvidemos que el Sr. Grey es ante todo un millonario, y su éxito se demuestra casi, en cada escena de la cinta. La escenografía y los trajes del baile de máscaras en la casa de la familia Grey son de una gran belleza, los planos aéreos de su escapada en barco por los lagos que rodean Seattle están tratados con mucho mimo, y todo salpicado con escasos diálogos y una rica y variada banda sonora que prácticamente los reemplaza (temas de Rita Ora,Taylor Swift, John Legend, Nick Jonas & Nicky Minaj, o Sia entre otros).

Jamie Dornan está mucho más musculado que en la entrega anterior, luce una barba de tres días muy seductora y para deleite de sus fans, se ha desprendido de los vaqueros que le acompañaron en la primera parte, aunque de nuevo, el único desnudo frontal de la película es el de la Srta. Johnson. Actriz que vemos ha perfeccionado el mordisco del labio inferior y sigue contorsionándose de placer con mucha elegancia.

La pareja se enfrenta a grandes pruebas para consolidar su amor, como la aparición de una antigua sumisa de Grey que acosa a Anastasia; el tan esperado encuentro con la Sra. Robinson, una Kim Basinger carente de expresión muy lejos de aquella sensual Elizabeth de Nueve semanas y media; o la entrada en el mundo laboral de Anastasia con un jefe que verá en ella mucho más de lo que debería. Tramas todas que se aceleran para dar más espacio a una nueva etapa del amor entre la pareja, donde el sexo es mucho más light y la dominadora vuelve a ser Anastasia, por lo que los fans incondicionales no se verán decepcionados.

La recaudación durante el primer fin de semana en Estados Unidos superó los 46 millones de dólares, lejos de los 85 millones que consiguió la primera parte en su estreno. Pese a ese claro descenso de taquilla, la franquicia tiene, en opinión de este crítico, el éxito asegurado, quizá no alcanzará los más de 560 millones conseguidos por la primera entrega hasta ahora, pero sus ávidos seguidores continuarán queriendo ver en pantalla grande el final de la historia de amor de esta pareja, pase a que cada vez se “avainilla” más.

Pilar Oncina

 

NOTA: el espectador debe quedarse hasta el final de los títulos de crédito para no perderse una escena que adelanta la siguiente entrega de la trilogía, también dirigida por Foley y con guion de Leonard, o simplemente, esperar al San Valentín de 2018 para verla en pantalla grande.
Advertisements

4 thoughts on “Cincuenta sombras más oscuras, de James Foley (USA 2017)

  1. Hola, Pilar:

    Me ha gustado tu crítica y creo que aportas bastante información adicional. Me gustaría enlazar un artículo que leí al respecto y que me pareció interesante pese a que la autora, Barbijaputa, genera sentimientos muy dispares entre sus lectores: http://www.eldiario.es/zonacritica/Barbijaputa-machismo-feminismo-50_sombras_grey_6_357374305.html

    Creo que es enriquecedor pensar cuál sería el resultado de que los personajes tuvieran roles opuestos y, sobre todo, el sutil mensaje que la película desprende acerca de las relaciones y la legitimación de ciertos patrones que resultan, en mi opinión, muy nocivos.

    Gracias por tu crítica. Yo esta no la he visto, vi la primera, pero me gustaría saber qué opinas u opináis al respecto.

    Liked by 1 person

    • Hola Isa, qué alegría leerte y gracias por tus comentarios. La verdad es que “50 sombras de Paqui” se las trae. Nunca me había planteado cómo sería si los roles estuvieran cambiados, es desde luego un buen ejercicio. Ya discutimos largo y tendido cuando salió la primera película, escribí también la crítica (me he leido los 3 libros- una especie de apuesta entre amigas) y en fin, este artículo de Barbijaputa habla de la primera película, que es cuando se generó más polémica, ahora más bien creo que en esta segunda entrega está todo mucho más diluido, además de que la película en sí es bastante más light en general y como comento, mucho más en tono “mundo fantasía” (la taquilla también se ha resentido un poco más). Voy a reflexionarlo! Un abrazo,
      Pilar

      Like

  2. Hola,

    Lamento tener que entrar en este hilo de conversación en calidad de profesor gruñón, pero me toca hacerlo. Cuando vuestros textos me entusiasman, me encanta decirlo alto y claro, Cuando me gustan menos, sufro bastante (aunque penséis que no), pero creo que, en el contexto en el que estamos, no me queda otro remedio que ir detallando los elementos del texto que me han resultado francamente mejorables. En este caso, Pilar, creo que te has dejado llevar por un registro periodístico/informativo que acerca el discurso casi a un texto bien intencionado de un fan de la saga que de un crítico que entre realmente en materia.

    No he leído ni una sola novela de la saga, tampoco he visto ninguna de las dos películas, pero el fenómeno me interesa muchísimo y me frustra que, a día de hoy, aún no haya aparecido el texto que me lo explique: para mí es fascinante que algo, en principio, tan minoritario como la cultura BDSM dé pie a un fenómeno de masas. Me gustaría saber qué se ha perdido en el camino, cómo E. l. james ha traicionado esa ideología y ese imaginario (si es que lo ha hecho). Y, sobre todo, en un momento de cuestionamiento profundo de los roles masculinos, me interesa saber qué dice del mundo (o, por lo menos, de determinados sectores demográficos) que la figura de un Amo se convierta en fantasía de masas.

    Pero, bueno, dejando todo esto de lado, pasemos a los problemas que detecto en el texto en particular:

    a) esta frase tiene todo el espíritu (e incluso el ritmo) de un eslogan publicitario: “Este año por San Valentín, Christian Grey y Anastasia Steele regalan a los espectadores su esperada reconciliación”

    b) en el segundo párrafo hay un problema de concordancia; ese “han sido capaces ” tendría que haber sido un “ha sido capaz”. Al llegar al final del párrafo no entiendo qué has querido decir, a parte de que el uso del verbo “generar” es inapropiado si estamos hablando de una directora que traslada y adapta un universo imaginario ajeno.

    c) el tercer párrafo me ha hecho llorar, directamente. A ver, James Foley es un director cinematográfico que inicia su carrera a mediados de los 80, que cuenta con trabajos tan notables como “Hombres frente a frente” o “Glengarry Glen Ross” y con películas tan comerciales (y eficaces) como “¿Quién es esa chica?” y que, sí, como tantos otros realizadores (Agnieska Holland, Tim Hunter, Diane Keaton, Mario Van Peebles…), ha encontrado refugio en la industria de la televisión, donde, recordémoslo siempre, el realizador de un episodio NUNCA es el autor: por tanto, atribuir al talento de Foley lo que ocurría en ese episodio de “House of Cards” es hacer una asunción que tiene poco que ver con el funcionamiento de las producciones televisivas contemporáneas.

    d) por un motivo parecido lloro también en este párrafo: “Glengarry Glenn Ross” es, sí, una película de Foley, pero ANTE TODO es una obra teatral importantísima -todo un clásico contemporáneo- de David Mamet. Por tanto, atribuir a Foley una posible equivalencia de argumento entre una película y la otra es inapropiado. No digo que esté prohibido hacerlo, sino, simpemente, que habría que haber enmarcado debidamente ese vínculo: por ejemplo, “como en su adaptación de la obra de Mamet, aquí blablablá, etcétera…”.

    e) A partir de aquí, el texto se mete en un jardín agresivamente publicitario: hablar de lujo, escenografía, vestuario y canciones pop de la banda sonora no es hablar del lenguaje visual de la película. Sin duda, podías haber elaborado una reflexión a partir de ahí, pero el modo en que lo desgranas me remite al tono de un pressbook.

    f) Sección No Comment: “Jamie Dornan está mucho más musculado que en la entrega anterior, luce una barba de tres días muy seductora y para deleite de sus fans, se ha desprendido de los vaqueros que le acompañaron en la primera parte”. (O Sí Comment. Imagínate este texto escrito por un crítico hombre: “Dakota Johnson se ha operado las tetas y se ha hecho la depilación brasileña, lo que dota a su entrepierna de una suavidad casi satinada y, para delete de sus fans, luce unos mini tangas que suponen una mejora ostensible con respecto a las bragas con encaje de la entrega anterior”). A ver, en la crítica hay que hablar de interpretación (sobre todo) y los picos de entusiasmo ante la belleza de un actor o una actriz hay que saber moderarlos o, por lo menos, matizarlos.

    g) la crítica acaba con un párrafo sobre la recaudación de taquilla. Pilar, con todo el amor del mundo te lo digo, pero ¿qué quieres?. ¿matarme? ¡¡¡Con lo que yo te quiero!!!

    Un abrazo,

    jordi

    Liked by 1 person

  3. Querido Jordi, perdona, pero me has hecho reír mucho con tu crítica – en el buen sentido-, aunque por supuesto, siento haberte hecho sufrir tanto con la misma!!! La segunda novela es flojísima, por lo que tenía curiosidad por lo que habría hecho Foley con ella, y reconozco que me divirtió más de lo que pensaba, pese a que es igualmente floja que la novela, y me divirtió por la música, los excesos y sí, por ese Dornan musculado, aunque te hayan parecido tan ofensivos los comentarios y hayas hecho una anaología con comentarios similares a Johnson que leídos así suenan realmente fatal… en fin, y sobre todo, todavía no te puedo explicar por qué triunfa esta saga, lo siento, o quizá me de verguenza escribirlo porque una idea sí tengo.. Creo que este texto como bien dices, es más de “fan” y hubiera estado mejor en otro tipo de publicación, jeje!
    ah, y por supuesto, el error de olvidarme de comentar a mi adorado David Mamet, y atribuirle el mérito a Foley, no me lo perdono! no sé cómo se escapó…
    Muchas gracias de verdad, eres mi profesor gruñón favorito!
    yo también te quiero!!
    Pilar

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s