Aves de paso

El día que la vida no fue difícil.

Si hay un director contemporáneo que sabe como nadie poner la cámara a la altura y al servicio de la mirada infantil es Hirokazu Kore eda. Hace unos años, en Kiseki (2011), contaba la historia de dos hermanos afectados por la separación de sus padres quienes, pese saber que los adultos actuaban por su bien, consideraban que la decisión tomada no era la correcta y obraban en consecuencia.

Si había algo que distinguía especialmente esta película era el profundo respeto que el director japonés mostraba por la infancia.

Y si hay algo que distingue Aves de Paso (2015) de Olivier Rangier y  que hace que sea algo más que una película infantil, algo más que una aventura para ver en familia, es ese mismo respeto.

aves-de-paso-300x225.jpg

 

El día que Cathy cumple diez años, su padre le regala un huevo en una incubadora con el encargo de cuidarlo.  Cuando el patito rompe el cascarón, los adultos consideran que ni Cathy ni su amiga Margaux pueden hacerse cargo de él y toman una decisión con la que ninguna de ellas estará de acuerdo. El firme propósito de hacer lo correcto hará que las dos niñas se embarquen en una peripecia en la que todos aprenderán algo sobre sí mismos.

Aves de paso es una inesperada película dirigida al público infantil con la atención puesta en el hecho de que su potencial audiencia piensa, siente y tiene opinión. Por esto mismo es verdaderamente interesante darse cuenta de lo que no es y lo que no hace. No es sensiblera ni condescendiente, ni apela al sentimentalismo ni a la lágrima fácil. No enfatiza, no sube el volumen de la  música para emocionar. Lo que sí hace y no es poco, es aguantar y devolverles la mirada, franca y directa, a sus jóvenes protagonistas

Las aves de Olivier Ringer son de paso y no por casualidad. Sus plumas son las justas para sentirse protegidas mientras sea necesario, sus miembros irán ganando fuerza, aprenderán a moverse sorteando las dificultades que se les presenten hasta que un día, antes quizá no ya de lo que se espera sino de lo que se desea,  haya que verlas alejarse desde la orilla.

Advertisements

2 thoughts on “Aves de paso

  1. Hola, Ana:

    Una crítica excelente con un final precioso. El párrafo final es excelente: un buen ejemplo de cómo se puede recurrir a un símil que no distorsiona, ni se impone, sino que aclara el sentido de la película. También me gusta mucho el espacio que dedicas a lo que la película “no es”. Imagino que ha sido tu decisión legítima para no enfatizar, pero, quizá para reforzar la idea de que la película no es sensiblera y evita todo golpe bajo emocional, hubiese estado bien aportar la información de que una de las protagonistas es una niña con una discapacidad física.

    un abrazo y enhorabuena por el texto,

    jordi

    Like

  2. Hola Jordi.

    Gracias por tus palabras y sí, es cierto que fue voluntario por mi parte no mencionar la situación de Margaux. Yo no lo sabía antes de verla, la película se toma su tiempo antes de revelarlo y una de las cosas que más me gustan es que, aunque la relación particular que la niña establece con el pato tiene que ver con ello, el director no lo hace relevante.
    Así que yo tampoco 😉

    Gracias siempre.
    Besos.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s