Les Innocentes, de Anne Fontaine (Francia, 2016)

las_inocentes_01-1024x644

“Les innocentes”  narra las consecuencias de un terrible acontecimiento sucedido en un convento de clausura en la Polonia de final de la Segunda Guerra Mundial. Un destacamento de liberación de la Unión Soviética violó durante días a toda la congregación de religiosas: paradojas de la guerra, los que vinieron a salvar, acabaron siendo mayores enemigos.

La película comienza con un luminoso plano de una monja atravesando un idílico bosque nevado; corre apresuradamente como hacen los niños, sin sentir el cansancio; la conduce la inquietud de una vida en peligro. Zigzaguea entre los arboles con respiración entrecortada, con unos jadeos que bien podrían ser los de una parturienta al sentir que le viene una vida nueva. Hay bocanadas de aire helado, hay dolor de respiración, pero no presagio de muerte.

En un pequeño receso de la angustiosa carrera hay un cambio de “testigo”(1).  Ahora lo lleva  Matilde Beoulieu  (Lou de Laâge),  médico, comunista y también mujer, reclutada por la anterior monja y convencida a medias de ayudar en el primer e insospechado desembarazo. Nadie sabe nada en el convento. La Madre Superiora (Agata Kulesza) se ha visto sorprendida de la misericorde iniciativa de la hermana Anna (Joanna Kulig), y accede con muchas reticencias a que la médico las ayude. Ninguna de las dos, Matilde y la abadesa, quieren elementos extraños que traspasen sus mundos; ambas están para ayudar, pero en esferas cerradas, la ideología no tiene llaves y la religión no las proporciona.

inicentes

Aunque la carrera no ha terminado todavía, emerge la quietud: aparece la “coreografía” de  movimientos de personajes dentro de plano, emergen los conmovedores travellings de los espacios vacíos ; surgen los “insoportables” planos fijos de la pétrea mirada de la priora y, como si de un regalo se tratara, comienzan a brotar los delicados movimientos de cabeza de la hermana María (Agata Buzek), esos desplazamientos de duda, cambios en meditación de una religiosa en fase de modernidad, en progreso de autoridad, en piedad evolutiva, que va y viene de la clausura a la apertura racional.

las_inocentes_entrevista_anne_fontaine-4-768x506

Este film, marcado por la nieve y lacerado en los blancos cuerpos de las religiosas es una metáfora estacional, no ya de paso de tiempo, si no de transformación: son crisálidas en guerra, protagonistas de auxilio refugiadas en frágiles puparios.

Un claro ejemplo de muerte, supervivencia y de luz en las creencias.

Por  Antonio Sánchez

(1) El testigo, también llamado testimonio, en atletismo es una barra cilíndrica de metal o de un material similar que se utiliza en las carreras de relevos o postas.

Advertisements

5 thoughts on “Les Innocentes, de Anne Fontaine (Francia, 2016)

  1. Hola, Antonio:

    Me complace ver cómo sigues siendo tan personal en tu modo de abordar las críticas, al mismo tiempo que esos textos van ganando en articulación y consistencia. En este caso, no he visto la película y por eso hay momentos en los que tu mirada heterodoxa no me deja ver la película. Es decir, creo que un lector que ha visto la película y un lector que no la ha visto pueden tener experiencias de lectura d etu texto muy distintas, demasiado distintas. Eso siempre ocurre: a menudo, cuando releo un texto de alguno de mis alumnos una vez ya he visto la película puedo apreciar mejor lo fino que ha estado señalando detalles importantes de la película sin que resulte evidente. Pero, en este caso, creo que esa distancia es algo excesiva y tendrías que encontrar el modo de acortarla.

    Tu crítica está llena de frases preciosas y elocuentes: “ambas están para ayudar, pero en esferas cerradas, la ideología no tiene llaves y la religión no las proporciona”; “Este film, marcado por la nieve y lacerado en los blancos cuerpos de las religiosas es una metáfora estacional, no ya de paso de tiempo, si no de transformación: son crisálidas en guerra, protagonistas de auxilio refugiadas en frágiles puparios”. En otros momentos, no puedo evitar perderme: ¿a qué te refieres con lo de “desembarazo”, a un aborto?, ¿quién es Anna, la monja que corre al principio?, ¿cuál es su “misericorde iniciativa”?

    Y lo curioso es que todo eso convive con una nota al pie que no es en abolsuto necesaria: la metáfora del testigo estaba perfectamente clara. Tampoco entiendo por qué pones entre comillas determinadas palabras como coreografía o insoportables. En todo caso, creo que coreografía debería quedarse sin comillas, pero si querías darle una intención a insoportables, hubiese sido preferible el uso de cursiva a las comillas.

    un abrazo,

    jordi

    Liked by 1 person

  2. Hola Jordi, te contesto a tus interrogantes.
    Desembarazo es un sinónimo de aborto, tal vez un tanto forzado pero de fácil comprensión, ya que los demás, aparte de que pervertían el tono del texto, podían provocar ambigüedad.
    La nota a pie de página lo explícito porque sigo sin saber a quién me tengo que dirigir cuando hago una crítica: no sé si los términos del mundo del atletismo son accesibles para todos; aún así comprendo tu perplejidad al ver cómo explico un término y no aclaro más el argumento de la película ( tomo nota para próximas críticas, pero ya te adelanto que tengo otra publicada, previo a tus comentarios de hoy). Tomo nota tb de los entrecomillados: dejaré de usarlos. Gracias por tus comentarios y un abrazo para ti tb 😊

    Like

  3. Hola, Antonio:

    Pero sabes que “desembarazo” no es sinónimo de “aborto”, ¿verdad? Las palabras no significan lo que queremos que signifiquen, sino lo que fija la convención de la lengua que compartimos. Por tanto, no puedes decirme que la elección es forzada, pero de “fácil comprensión”, porque, lo siento, pero no es así. No podemos inventarnos sobre la marcha sentidos para términos que tienen un significado bien fijado, porque, de lo contrario, la lengua perdería su funcionalidad como código común.

    En otras palabras, entiendo perfectamente lo que es un testigo en una carrera (y no lo confundo con el testigo de un juicio, porque el contexto me determina ese primer significado), pero “desembarazo”, por mucho que te empeñes, no puede utilizarse como sinónimo de “aborto”.

    un abrazo,

    jordi

    Liked by 1 person

  4. Tienes razón Jordi, desembarazo no es sinónimo de aborto. Ha sido un error mío en el comentario anterior, no quería decir eso (lapsus calami). En mi texto ( y vuelves a tener razón, no queda claro el argumento del film) mi intención al utilizar el termino desembarazo era hacerlo como sinónimo de parto, sin embargo quería dotarle de una mayor carga semántica: las religiosas quieren tener los bebés pero después del alumbramiento su intención es desembarcarse de ellos.
    Lo de evitar la ambigüedad tampoco lo he conseguido: tendré que poner más empeño y más cuidado en conseguirlo.
    Un abrazo de nuevo

    Like

  5. Por cierto, Antonio, al comentar este texto quise revisar lo que llevabas escrito en el blog y reparé en que no había comentado en su momento tu crítica de “Los últimos de Filipinas”. Tú, muy prudentemente, no me dijiste nada, pero si en alguna otra ocasión vuelve a ocurrir, avisadme. Ahora ya está el texto comentado y, en cuanto pueda, sigo subiendo comentarios para el resto de nuevos textos subidos al blog.

    un abrazo,

    jordi

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s