Agentes de la rebelión

Tras el éxito cosechado con Los vengadores, la productora Marvel decidió  ampliar su universo creando la serie Agentes de Shield. Centrada en las aventuras de un grupo de detectives comandado  por el personaje secundario  Phil Coulson,  el serial funciona  como dispositivo para hacer más llevadera  la espera entre cada nueva entrega, a la vez que regala con algún cameo de importancia. Podría decirse que con la misma necesidad de rellenar huecos y satisfacer al público fiel aparece el spin off de Star Wars: Rogue one. Intercalada entre la llegada del  séptimo y el octavo episodio,  la película relata  la historia de los rebeldes que robaron los planos de la estrella de la muerte: hechos que ocurren entre el tercer episodio (La venganza de los Sith) y el cuarto episodio (Una nueva esperanza).

 

Como ya ocurría en el recientemente estrenado episodio siete, la necesidad de corrección política preside la propuesta. Capitaneados por la figura femenina libre  e independiente, el conjunto protagonista está constituido por  un grupo de mercenarios de  distintas procedencias dibujados con  trazos sumamente discretos. La sobriedad no debería ser un problema pues todos tienen su propia personalidad, si bien hay personajes  desaprovechados, como es el de Saw Guerrera. Destaca quizá el estado de gracia que alcanza  el nuevo ente robótico K-2SO, que por otra parte parece heredero directo de C-3P0.

 

Al margen de esto, se hacen reconstrucciones digitales de personajes de la trilogía original en un intento de recuperar viejas glorias: algunas necesarias para contar la historia y otras con escasa confianza en la intuición del espectador. Asimismo se recupera la figura de Darth Vader, cuyas apariciones responden en general a la necesidad de aliviar al fan. No obstante resulta sumamente interesante ese plano en el que Vader contempla impotente la derrota del imperio  ante el grupo de rebeldes, como si se tratara de un fresco de la figura de Lucas ante el nuevo tratamiento de su creación.

Rogue one  no es una space opera focalizada en la lucha entre los Jedi y los Sith, aunque  la temática paternofilial permanece presente en esta nueva historia como uno de los núcleos principales. Esta crónica de star wars parece más bien centrada en reflejar con “fidelidad” los conflictos internos de la rebelión, a la vez que  propone  una lectura política que encierra  una crítica a la dominación del imperialismo americano.

 

 

Se podría pensar  que tras  El despertar de la fuerza (capítulo cuyo momento clave es ese nostálgico plano en el que Han solo echa una mirada cómplice con el público al  poner las  manos sobre los asientos de la cabina del Halcón milenario y recordar viejas batallas) el verdadero interés de Disney  es aprovechar la época navideña para sobreexplotar la formula, hacer taquilla y vender merchandising sin plantearse una evolución con inventiva propia. Sin embargo los intentos de crear nuevos mundos, la ralentización del ritmo y el taxativo final de los protagonistas  sugieren  que la película propuesta por  Gareth  Edwards es  tímidamente más original e imaginativa que la de Abrams,  sin que escape a los automatismos del blockbuster convencional.

 

 

 

Como ya hizo en su versión de Godzilla, Edwards trata con sumo respeto aquello que toca, al tiempo que se atreve en ocasiones a desarrollar su propia poética personal. Su contención en el estilo visual  funciona en este caso como un susurro que reclama con solemnidad cierto grado de autoría en medio de una ventisca atronadora de uniformidad.

 

Quizá la prudencia jedi nos aconseja en este caso no dictar sentencia aún y dejar que sea el tiempo el que decida. La llegada de los próximos episodios  nos permitirá entenderla como un subproducto más con escasa identidad  o como un interesante experimento  que genera sentimientos encontrados  parecidos a los que al final de El retorno del jedi, despertaba Luke Skywalker en Vader (fan dolido y desencantado con lo que Disney hace con el ingenio mágico de Lucas) , confiando en que los conflictos de padre (deseos de encontrar nuevas ideas que permitan recuperar la pasión por la imaginación desbordante que ha caracterizado a esta magnífica saga) le conduzcan a la redención (justa apreciación del  toque singular que ofrece esta entrega).

Advertisements

4 thoughts on “Agentes de la rebelión

  1. Querido Nico, me ha encantado tu crítica, me gusta como la empiezas con el tema de “la corrección política” que invade no solo esto, sino hoy en día prácticamente todo, así como lo del fuerte personaje femenino, y el resto de los personajes desdibujados. Totalmente de acuerdo.
    Confieso que disfruté mucho de la película y todo esto que comentas lo he pensado más después de verla, y ahora al leerte. Me provocó mucha nostalgia y me recordó a cuando mi padre me llevó a ver el Episodio IV y eso para mí, no tiene precio. Me gusta como desgranas lo que significa la película y te aplaudo el final de la crítica y “la prudencia jedi”, BRAVO Nico!!!!
    Besos,
    Pilar

    Liked by 1 person

    • Muchas gracias por tu comentario Pilar, me anima mucho. Tengo que reconocer que al principio la peli no me gustó, pero despues de muchos debates internos llegué a la conclusión de que ser extremadamente duro supondría no entenderla o no querer reflexionar sobre ella.
      un saludo
      Nico

      Liked by 1 person

  2. Hola, Nico:

    Te aseguro que no bromeo en absoluto si te digo que has hecho una gran aportación a la historia de la crítica al proponer la “prudencia jedi” como matiz necesario para no dejarse llevar por las pasiones desbordadas que a veces nos genera una película de la que esperábamos algo y nos ofrece otra cosa.

    Tampoco quiero subirte el ego al decirte que, sinceramente, creo que no tienes competencia en la especialidad de analizar las películas de esta saga. Has hecho cosas muy brillantes en esta crítica: desde el parentesco que estableces con “Agents of SHIELD” (que está cargado de sentido) hasta ese arriesgado símil final con los conflictos dramáticos del desenlace de “El retorno del jedi”.

    Creo que es una crítica que merece ser aplaudida de principio a fin, porque, siendo un fan de la saga, en ningún momento dogmatizas, sino que valoras pros y contras e impides que tu conocimiento de ese universo comprometa ni la generosidad, ni el rigor de tu mirada.

    Destaco algunos grandes momentos de tu texto:

    “No obstante resulta sumamente interesante ese plano en el que Vader contempla impotente la derrota del imperio ante el grupo de rebeldes, como si se tratara de un fresco de la figura de Lucas ante el nuevo tratamiento de su creación.”

    “Su contención en el estilo visual funciona en este caso como un susurro que reclama con solemnidad cierto grado de autoría en medio de una ventisca atronadora de uniformidad.”

    Un texto excelente. Eso sí, sé un poco más generoso con las comas, que son gratis (pero muy necesarias).

    Un abrazo,

    jordi

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s