Assasin’s Creed: blockbuster de autor

Trasladar a una película el espíritu de una obra que viene de otro ámbito cultural siempre plantea dos caminos. Por un lado, el director puede ejercer de testaferro, copiando viñeta a viñeta un cómic, o nivel a nivel un videojuego, hasta que la película quede terminada, con más o menos oficio, pero sin sorpresas. El caso de los 300 de Snyder es buen ejemplo de ello. Por otro lado, el director puede inspirarse en el material originario para elaborar algo nuevo.

Justin Kurzel ha elegido el segundo camino. El difícil, el arriesgado, el más abierto a críticas de los fans por las licencias que se toma con respecto al videojuego en el que está inspirada Assasins Creed. Mantiene los personajes, mantiene las premisas, pero, en una apuesta valiente, cambia los escenarios para abrir un espacio en el que poder maniobrar con material novedoso.

En ese espacio, el guion articula tradiciones diversas pero interesantes en su mezcla. Recuerda a algunas historias de ciencia ficción pulp y novelas de conspiración, que unen órdenes milenarias, la primera rebeldía humana de ‘El Paraíso perdido’ de Milton y la vieja máxima de Goethe (‘Prefiero la injusticia al desorden’).

Trabajando sobre esa trama, Kurzel despliega un talento de autor en magistrales secuencias de acción. La fotografía de su Macbeth se repite en este caso gracias a Adam Arkapaw. Si entonces la penumbra estaba ligada a un dramatismo concentrado en sus personajes, ahora el director la pone al servicio de la violencia y la aventura en brillantes travellings aéreos que se suceden como fórmula de acción emparentados directamente con la estética del videojuego.

No exenta de fallos (algo de premura a la hora de cerrar la historia) Assasins Creed consigue sus objetivos. Cuenta una historia de redención y de toma de conciencia. Una vieja historia de caballeros, con sus aventuras y sus miserias, en la que Kurzel auna el espíritu del blockbuster con el sello de un autor.

assasins

Advertisements

3 thoughts on “Assasin’s Creed: blockbuster de autor

  1. Querido Mario: esta es una película que normalmente no hubiera ido a ver, no es mi estilo de cine, ni conozco el videojuego, ni la cultura alrededor del mismo, ni me interesa, pero, “Assasins” en concreto tenía muchas ganas de verla porque quería ver en esta súper producción a uno de mis actores españoles favoritos: Hovik Keuchkerian. De hecho creo que es de lo mejor de la película, un estupendo villano. Reconozco que la película me entretuvo mucho y que pasé un buen rato en el cine, es decir, por mi parte, misión cumplida.
    Y en tu crítica por tanto, echo de menos que hables de los actores o la escenografía, esto último porque desconozco realmente cómo se presenta en este tipo de películas.
    Un abrazo,
    Pilar

    Like

    • Buenas, Pilar! Gracias por el comentario.
      Estoy de acuerdo en tu devoción por Hovik. Me gusta desde su etapa como monologuista y, de hecho, dudé bastante si hacer mención a su presencia en Assasins o no. Te explico por qué decidí no mencionarlo. Es verdad que Hovik tiene una planta brutal. Es un tipo muy grande, con un físico de boxeador, y hace un papel de guerrero duro muy interesante. Sin embargo, mientras escribía la crítica, pensé que incluirlo resultaba más un homenaje mío hacia un actor que me cae simpático. No creo que su papel, o su actuación, sea totalmente relevante en la película o que aporte algo indispensable. Por eso me decanté por no mencionarlo.
      En ese sentido, lo que creo que aporta Assasins es un estilo cinematográfico personal, el de Kurtzel, sobre una base ‘de género’ (historia, ciencia ficción y conspiraciones secretas). Creo que vale para reivindicar un blockbuster de calidad. ¿No es escenografía lo que comento en el penúltimo párrafo?
      De nuevo, muchas gracias por leerlo y comentar.

      Like

  2. Hola, Mario:

    Has hecho un texto conciso y sólido que, de hecho, tiene todo lo que habría que pedirle a una crítica: está bien estructurada, presentas bien tanto a la obra de partida como al director, abordas forma y fondo, te decantas por su defensa y llegas a una conclusión.

    Nada que reprochar, pues, a lo que hay. Ta´mbién entiendo que la escritura de una crítica implica un determinado proceso de selección del discurso;: si bien sería deseable que pudiéramos hablar, en profundidad, de todo, entiendo que no entres a fondo en los actores (aunque podría haber una reflexión interesante sobre el distinto modo -si lo hay- de abordar la interpretación de algunos intérpretes que coincidieron en “Macbeth” y aquí).

    Puestos a escribir una hipotética carta a los Reyes Magos con respecto a lo que omites en tu crítica: a mí me habría gustado que hablaras algo más del videojuego -que me lo presentaras, en defintiva, dado que no lo conozco y creo que estaría bien saber a qué se debe su extrema popularidad-. Tampoco estoy del todo seguro de que los aspectos estilísticos que detallas -los travellings aéreos, la penumbra- sean suficientes para acreditar la presencia de un Autor. No he visto “Assassin’s Creed”: sí que vi “Macbeth” y, por supuesto, coincido en que no estamos ante un director del montón, pero necesitaría que el texto lograra hacérnoslo entender mejor.

    Un abrazo,

    jordi

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s