Doctor Strange: alucinación y agotamiento

El cine de superhéroes no es uno, pero está muy cerca de serlo. Hace unos meses, Zack Snyder intentó romper el modelo Marvel con Batman v Superman: Dawn of Justice. Una película del sello DC que iniciaba una franquicia al estilo de su competidor mediante un estilo completamente opuesto. La negativa reacción del público y de la crítica, salvo la de unos pocos irreductibles, sentenció la idea. Mientras tanto, Marvel Studios ha consolidado un carácter que, con la excepción del Capitán América, se repite de manera constante. Con gran éxito de crítica y público, además.

Doctor Extraño, en ese sentido, continúa el esquema, sin desviacionismo y con funcionalidad, pero con un deliberado intento de personalidad. El personaje, inspirado por los cómics de Stan Lee y Steve Ditko, es una rareza en el universo de Marvel. Un mago que se mueve entre dimensiones, con un tono onírico extendido a lo largo de todas sus historias. No es de extrañar, por tanto, que Scott Derickson, un hombre que viene de la ciencia ficción y el terror, fuera el elegido por el estudio como director. Derrickson crea una puesta en escena colorista y apabullante que constituye el mayor punto a favor de la película y hace honor a su personaje. Mundos retorcidos, que recuerdan al Origen e Interestellar de Nolan, y realidades que se doblan sobre sí mismas en medio de peleas constantes.

Quizás sea esa la mayor originalidad de Doctor Extraño. La historia, como ya es tradicional en Marvel Studios, no va a más. Aunque el guion intenta salirse de lo tópico, introduciendo cuestiones sobre el tiempo y la muerte rodeadas de un discurso New Age, no consigue profundizar en nada. Las ideas se quedan en la superficie, apareciendo de vez en cuando, pero sin una verdadera relevancia en la historia. La trama, al final, termina reducida a un sinfín de peleas y chistes a lo largo de diversos escenarios.

Doctor Extraño funciona, en buena medida, gracias al elenco de rostros conocidos y mediáticos (Benedict Cumberbacht, Rachel McAdams o Mads Mikkelsen) y a una apuesta estilística que se sale de lo convencional dentro del universo cinematográfico de Marvel. Sin embargo, habría que preguntarse si la superficialidad de la historia no hace de Doctor Extraño el síntoma de algo más grande: el estancamiento de ideas en las historias de superhéroes. La novedosa puesta en escena acaba viéndose empobrecida por un guion que tira demasiado de los tópicos de su franquicia, que sufre falta de originalidad, o de pereza creativa, y que, como modelo, se está agotando.

Mario Martínez.strange

Advertisements

4 thoughts on “Doctor Strange: alucinación y agotamiento

  1. Enhorabuena Mario, me alegra leerte!! Veo que te has decantado por un final contundente sobre el futuro de las historias de súper héroes. Confieso que aunque más o menos veo cine de este tipo, no he leído los cómics ni entiendo lo suficiente, como te comenté en clase, las grandes peleas tan largas, me aburren un poco y lo que más me suele gustar es el humor y la ironía, pero no soy muy fan. Me reí mucho con “Ant man”, recomendada por Nico y soy de las fans a las que no le gustó Superman vs. Batman, excepto por Superwoman. En cualquier caso, bienvenido al blog!!! Felicidades!!
    Saludos,
    Pilar

    Like

  2. Hola, Mario:

    Cada vez que me toca leer una crítica de una película de superhéroes no puedo evitar ponerme un poco en guardia, porque es un territorio bastante propicio al talibanismo de la mirada del fan. Por fortuna. tu texto consigue desarticular ese temor muy pronto: es evidente que no has hecho un texto de fan, pero creo que, en esta ocasión, tu texto se deja intoxicar demasiado por un registro informativo que no es el más adecuado para un análisis crítico. También hay algunos rasgos de estilo que chirrían y apreciaciones algo apresuradas e irreflexivas.

    No acabo de entender la alusión que haces en el primer párrafo a las películas del Capitán América: ¿por qué crees que no encajan con el carácter general del resto de películas Marvel?

    Entiendo lo que quieres decir en la primera frase del segundo párrafo, pero no puedo evitar el arqueo de caje ante la elección de un término que queda bastante ortopédico en ese contexto: desviacionismo. Tampoco le sienta bien a la frase la rima funcionalidad/personalidad. Por otra parte, le cambias el nombre al director de una línea a otra -Derickson/Derrickson- y me resulta muy difícil de tragar ese “no es de extrañar”: Derrickson sólo tiene una película de ciencia-ficción en su haber -el remake de “Ultimatum a la Tierra- y el resto de su producción está asociado al terror. Quizá en ese último aspecto haya que encontrar el motivo de la elección, pero no deja de ser una elecció un tanto arbitraria: el personaje de Ditko, más allá de su naturaleza esotérica, no me parece homologable al tipo de universos que proponen película como “El exorcismo de Emily Rose”, “Sinister” y “Líbranos del Mal”.

    Consigo hacerme una idea de las propuestas visuales de la película -que no he visto- con esta frase: “Mundos retorcidos, que recuerdan al Origen e Interestellar de Nolan, y realidades que se doblan sobre sí mismas en medio de peleas constantes.”. Pero lo de la “puesta en escena colorista y apabullante” es tan insuficiente como inadecuado resulta hablar en una crítica rigurosa de “elenco de rostros conocidos y mediáticos”: elenco, por cierto, en el que coinciden un actor shakespeariano, un danés formado en los alrededores del Dogma y una canadiense muy bregada en la comedia. Y eso que no has mencionado a Tilda Swinton o a Chiwtwel Ejiofor.

    Por último, es importante que un crítico no desee que la película que está analizando sea, en realidad, otra película que la que esta desea ser: en otras palabras, pedirle complejidad a una historia de superhéroes es como pedirle chistes a Terrence Malick. La complejidad que uno puede encontrar en las obras que guionistas como Grant Morrison o Alan Moore han aportado al género es la excepcion, no la regla.

    un abrazo,

    jordi

    Like

    • Buenas, Jordi
      Intento aclarar algunos de los errores que me comentas, el resto los anoto e intentaré que no se repitan.

      Mi crítica no intentaba pedirle complejidad al cine de superhéroes. Sé que no es la tónica, pero una historia simple no tiene que ser necesariamente simplista. En Doctor Extraño, el problema que intento señalar es que no hay una historia. Ni simple, ni compleja. Hay simplismo porque la película consiste en una sucesión de peleas a la que dan un sentido de vez en cuando y de manera superficial.

      Ese es precisamente el problema del personaje de Mads Mikkelsen. En la crítica no pretendo dudar de ninguno de los actores. Lo que quería decir es que Marvel contrata actores de fama internacional más como reclamo publicitario que con una intención dramática.

      Gracias por el comentario.
      Mario.

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s