Inferno: carrera sin fondo

Los efectosinferno de las crisis demográficas han sido tratados con mayor o menor profundidad a lo largo de la historia del cine. Hasta que el destino nos alcance o Hijos de los hombres son buenos ejemplos de ello. En principio, el material de Dan Brown, en el cual está basado Inferno, podría haber conseguido aportar algo a esa tradición. La novela, mediante varios escenarios europeos y el hilo conductor de la Divina Comedia, gira en torno a la sobrepoblación y el transhumanismo, es decir, la posibilidad de cambiar la biología humana mediante la fusión con la tecnología. El producto resultante es un thriller de no demasiada calidad, pero sí una intriga veloz, que no se olvida de las cuestiones candentes que subyacen.

El film de Ron Howard desviste la trama de cualquier atisbo de profundidad,
por mínimo que ya fuera en la novela. La cámara pasea por varios escenarios europeos de interés turístico y cultural, persiguiendo a unos protagonistas que jamás paran de correr detrás de las pistas. La avalancha continuada de señuelos que vertebra el argumento queda constantemente en entredicho por situaciones facilonas y trucos narrativos repetitivos, como que todas las puertas, de todos los edificios (incluyendo joyas históricas) estén abiertas (o se abran milagrosamente) para los personajes. Tom Hanks, que encarna al profesor Robert Langdon por tercera ocasión, parece perpetuamente perdido. Su aventura está libre de obstáculos, pero su historia está libre de verosimilitud.

Howard recurre desde el primer momento a una utilización avasalladora de flashbacks. Desde el principio, el director pretende utilizarlos como la forma explicativa de una película que, si por algo se caracteriza, es por su linealidad y simplismo. Pareciera que ni el guionista, ni el director confiasen un mínimo en la capacidad de comprensión del espectador.

Tan rápida como llega, se va. Inferno es un producto más, sin nada interesante que contar, sin puesta en escena, sin nada que merezca la pena recordar. Quizás sea ese su pecado: la cámara y la trama corren tan veloces que no tienen tiempo de contar una historia.

Advertisements

One thought on “Inferno: carrera sin fondo

  1. Hola, Mario:

    Mil gracias por estar tan productivo en el blog: es el segundo texto que comento y veo que ya hay otro a la espera de lectura y comentario. Enhorabuena por este texto, en el que creo que has logrado una gran capacidad de síntesis: te da tiempo a hablar de la novela, a establecer las principales diferencias entre esta y la película y a valorar tanto las estrategias estéticas como narrativas de la adaptación. Me gustarñia destacar una de esas frases que, de repente, destacan del conjunto por su ingenio y su capacidad de decir mucho con poco y, al mismo tiempo, añadir un cierto pico de ironía: “Su aventura está libre de obstáculos, pero su historia está libre de verosimilitud.”.

    Hay cosas que se podrían mejorar en el texto, pero en su conjunto esto no es sólo una crítica decente, sino una buena crítica. Habría que trabajar un poco lo que podríamos llamar la “personalidad” del crítico: es un texto serio y riguroso, pero,a partir de aquí, seguro que con la práctica lograrás ir definiendo y dotando de mayor identidad tanto el estilo como la mirada.

    Cuando, en el párrafo final, defines a la película como un trabajo “sin puesta en escena”, hubiese preferido que lo supieses mostrar, en lugar de limitarte a señalarlo: la forma de la película es un buene stímulo para reflexionar sobre el modo de producción de este tipo de bockbusters y la escasa importancia que estos conceden a lo que se supone que es la unidad básica de la expresión cinematográfica: el plano. Y, claro, en tu juicio final, cuando dices que la película no tiene tiempo de contar una historia, yo añadiría que tampoco lo tiene para proponer un estilo y una mirada que, en cuestiones de expresión cinematográfica,a mí me parecen conceptos de mayor importancia que los de relato. La inverosimilitud no sería un obstáculo insalvable si hubiese una forma que la redimiera, como tantas demostró el cine de Hitchcock.

    un abrazo,

    jordi

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s