Un Monstruo viene a verme : Mecanismos de defensa

a-monster-calls_window

Hacer frente a la realidad mediante mecanismos de defensa generados por nuestro inconsciente,  conforma una de las bases de los principios de la teoría psicoanalítica que aborda nuestros miedos y que deriva en patología cuando somos incapaces de afrontarlos. Abordar la pérdida de un ser querido por ejemplo, conlleva un proceso de aceptación de aquello que de un modo u otro resulta inevitable. Así, no es hasta que Conor O’Malley, el protagonista de “Un monstruo viene a verme”, consigue dar forma a sus miedos con las ramas y raíces de un tejo centenario que crece en el cementerio cerca de su casa que puede hacerles frente y aceptar al fin la verdad que esconden detrás.

Como relato de superación, “Un monstruo viene a verme” vertebra su estructura a partir de los relatos o fábulas que el Monstruo le relata a Conor cada noche. Cada una de ellas aporta distintas herramientas con las que Conor puede enfrentarse al mundo y cuando tienes trece años ese mundo es una mierda. Y no solo porque tu madre esté enferma y tu padre se haya marchado a miles de kilómetros donde ha formado una nueva familia de la que no formas parte. Los trece años como antítesis de los doce años y medio de Steve Zissou y como fecha que marca de forma abrupta, el final de la infancia.

Juan Antonio Bayona ilustra ese paso de la infancia a la edad adulta ensimismado con el alarde fantástico pero descuidando la esencia del relato. Confunde hasta tergiversarlas sus raíces emocionales y explicita su discurso metafórico simplificando su impacto narrativo. Lo sofisticado de sus formas contrasta con la intimidad que necesita una historia de estas características sobre-dimensionando cada gesto con un subrayado artificial. Incapaz de equilibrar el tamaño y el tono, la película se decanta por atacar directamente el lagrimal del espectador más dócil, algo confundido ante una propuesta que se mueve entre lo fantástico y el melodrama. En su empeño prescinde de una lectura más compleja, perdiendo de vista aquello que de verdad provoca miedo; el miedo a crecer, la noción de pérdida, la soledad del comedor escolar cuando resultas invisible para todos los que te rodean o en última instancia, el miedo a lo desconocido que sin embargo, te hará avanzar y llevar a cabo los mayores descubrimientos.

Advertisements

3 thoughts on “Un Monstruo viene a verme : Mecanismos de defensa

  1. Hola, Francisco:

    Gracias por estrenarte tan pronto en el blog. Has hecho una crítica que toma claro partido a la hora de cuestionar la película: toda crítica -positiva o negativa- necesita de fundamentación y argumentos, pero esa exigencia se incrementa -creo- en el segundo de los casos, que implica un cierto plus de argumentación para que nadie puede desmontar tu discurso. Por tanto, creo que, en este caso. un hipotético defensor de la película de Bayona -yo no lo soy, precisamente- podría agarrarse a varias debilidades de tu discurso para neutralizarlo. Creo que es importante entender este matiz: la cuestión no es construir un discurso irrefutable -porque creo que en el ámbito de la crítica de cine no lo hay (y es bueno que así sea): todo es susceptible de ser cuestionado y discutido-, sino de elaborar una argumentación suficientemente sólida como para que pueda servir de base de diálogo frente a otra argumentación suficientemente sólida de signo contrario.

    “Un monstruo viene a verme” no es sólo la última pelicula de Bayona, sino la adaptación de una novela que ha tenido, en los últimos años, mucha relevancia en el ámbito de la literatura infantil y juvenil. Por tanto, creo que en este caso resultaba esencial conocer la fuente para, por lo menos, poder ponerte en la cebza del director y valorar las decisiones que ha tenido que tomar en el paso de esta historia del papel a la pantalla. Con el libro en la mano, el crítico tendría que haberse hecho unas cuantas preguntas esenciales: ¿qué tipo de tratamiento visual exigiría un relato como este?, ¿realmente la novela de Patrick Ness exigía, como pareces proponer en tu texto, un tratamiento intimista?, ¿cuáles son los temas de la novela?. ¿en qué medida sobreviven en la pantalla o son tergiversados?, ¿comprometen los recursos melodramáticos el sentido de la obra?, ¿hay un añadido de espectacularidad y enfatismo en la película?, etc… Como ves, partir de la novela no tendría que haberte inspirado tanto preguntas sobre la fidelidad a la fuente (que, en cuestiones de valoración, pueden ser importantes pero no determinantes), sino sobre el proceso creativo. En definitiva, la cuestión a plantear es si hemos ganado o hemos perdido algo con respecto a “Un monstruo viene a verm” entre Ness (que también se encarga del guión) y Bayona.

    El principal problema de tu texto es que el juicio que formulas, al no estar suficiemente argumentado hace que parezca una decisión caprichosa del crítico: tu crítica no hace ver el por qué. Pero también hay elementos que pueden ponder al lector en guardia e inducirle a una cierta desconfianza: la primera frase de la crítica no sólo queda demasiado compleja y confusa, sino que, además, gramaticalmente es débil y genera ambigüedad: ¿qué es lo que deriva en patología: la teoría psicoanalítica o hacer frente a los miedos etc.?

    Algunos problemas de puntuación recorren el texto: hay muchas cosas que o bien o no están, o no están en su sitio. Queda muy raro el abrupto cambio de persona verbal que tiene lugar en els egundo párrafo, etc… Entiendo tu conflicto con la película -porque, en buena medida, lo comparto-, pero es necesario ser especialmente cauteloso cuando uno tiene que abordar una crítica negativa.

    un abrazo,

    jordi

    Like

    • Gracias Jordi por tus dispiadadas palabras! Hablando de críticas negativas la tuya me dejado loco, pero entiendo todo lo que comentas. Reconozco que no tuve mucho tiempo para escribir la crítica y quizas no debí haberla publicado hasta tenerla más pulida. El primer parrafo de mi crítica resulta, leyéndolo ahora, algo grotesco y también pedante. Controlaré eso, auque me será difícil.
      Sobre el tema del “basado en” estoy algo confuso. He leído un par de veces el libro de Patrick Ness y reconociendo que tampoco es nada del otro mundo, vete tú a saber porqué me llegó a emocionar hasta hacerme llorar en un avión a las siete de la mañana camino a una reunión de trabajo. Un circo. La cosa es que el libro me gusta y yo creo que por eso la película no me gustó. Me pasa mucho. De forma deliberada no referencié al libro porque aunque estoy de acuerdo con lo que dices en clase sobre lo mucho que hay documentarse, leer, jugar, escuchar y demás no creo que tenga que introducirlo de forma directa en la crítica. Es decir, la película como tal, es una obra independiente y no creo que deba juzgarla por ser “buena” o “mala” en comparación con el libro, aunque muchas veces resulte inevitable. Del mismo modo cuando se hace “Ben Hur”, creo que hay verla como un producto en sí, sin tener que mencionar a William Wyler, por ejemplo.
      El caso es que estuve dándole vueltas a como esquivar el tema y sigo dándole vueltas. Espero que podamos hablarlo por aquí o en clase.

      Un saludo y gracias de nuevo por tus comentarios.

      Like

  2. Hola, Francisco:

    Espero no haberte resultado demasiado despiadado. Ya hablaremos en clase sobre el tema del “basado en”; en un caso como este, considero esencial por lo menos haberlo mencionado y, sobre todo, que yo hubiese notado que conocías el texto y que de ahí derivaba -o podria derivar- tu desafección por la película. He tenido bastantes discusiones sobre el tema. sí cada película es un discursop autónomo, pero también es cierto que todo objeto cultural no vive en un limbo de pureza. ¿Cómo afrontar fenómenos cinematográficos como “Crepúsculo” o “50 sombras de Grey” obviando su condición de formar parte de un fenómeno cultural más amplio?

    Y, sí, uno puede analizar el último “Ben Hur” como si fuera una película recién nacida: llámame obsesivo, pero yo preferiría leer un texto que no sólo no se olvidara de William Wyler, sino que también tuviera en cuenta a Fred Niblo y a Lew Wallace.

    un abrazo,

    jordi

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s